01 diciembre 2012

Caramelitos ácidos

ñam ñam
Vamos a inaugurar nuestra sección de recetas.  Aquí iremos colgando nuestros platos estrella. No esperéis grandes asados ni potajes: nuestras recetas son fáciles, sanas y baratas. Ninguna de las dos somos grandes chefs  pero nos encanta comer bien y disfrutamos entre fogones, sobre todo si lo hacemos para compartirlo con los demás.
Nuestra última incursión en la cocina fue para hacer una pequeña delicia sacada de la sección de postres de Jordi Roca. El resultado son unas golosinas de mandarina que llevamos para una comida en casa de una amiga.
Prometemos mejores fotos en el futuro
Para hacerlas sólo necesitamos cuatro mandarinas, dos hojas de gelatina, dos claras de huevo y azúcar. Lo primero que hay que hacer es separar los gajos de las mandarinas y dejarlos que se sequen de un día para otro. Hecho esto, se mezclan en un recipiente sin dejar de remover  las claras y las hojas de gelatina previamente hidratadas con agua fría y calentadas al microondas. Seguidamente se baña cada gajo en esta mezcla, se escurren en papel absorbente y se rebozan en el azúcar.  Hicimos algunos con azúcar blanco y otros con azúcar moreno. Se dejan unas tres horas en una rejilla y ya están listos para comer.
En las fotos podéis ver cómo quedaron. ¡Tuvieron mucho éxito!

6 comentarios:

Maruja dijo...

Hola amiga Elena, me satisface ver que has empesado tu blog con mucha ilusión. Un beso de Paula y mio para los dos. Feliz domingo.

Anónimo dijo...

Bien por las apuestas fáciles en la cocina.

Ces

Anónimo dijo...

Ya las pude probar un día y son muuuuy ricos!
Jul

die Lehrerin dijo...

Los voy a hacer mañana!! pero... por qué ácidos?

Smilinggirl dijo...

Uuuuummmmmmm, buenísimos y receta bien baratita...Me gusta cómo va marchando este blog, sí, sí síííííííííííííí!!! Un besote bien grandote y gordote!!

Sin pelas y a lo loco dijo...

¡Porque son mandarinas! jaja