19 diciembre 2012

Las pantuflas luminosas

Aunque el título de este post puede parecer un cuento para niños, nada más allá de la realidad, es nuestro nuevo descubrimiento friki y te avisamos: puede cambiar tu vida…
Ya inauguramos nuestra sección de Frikeando con la famosa, adorada y detestada a partes iguales, batamanga. Ahora nos complace presentaros lo que podría ser un complemento ideal de esta prenda: las zapatillas Brightfeet.

En nuestra reciente visita a Manchester, comentándole a un amigo en un pub lo de las batamantas , éste nos habló de las Brightfeet, que tras unas pintas de cerveza provocó grandes carcajadas en las que estuvimos a punto de morir por asfixia. Os contamos, las Brightfeet son  unas zapatillas patentadas en EEUU (of course! el 99% de este tipo de inventos frikis vienen de allí), anunciadas en televisión,  que llevan una lucecita en la parte delantera de la suela y que se encienden al caminar.

Al parecer su inventor (Doug Vick) encendió la lucecita de su cabeza, antes que la de su pantufla, al volver de una visita al baño a media noche y golpearse con el pico de la cama en plena espinilla. Duele ¿verdad? Pues este buen hombre y alma caritativa se puso a pensar (supongo que no podría dormir por el dolor) en como ayudar a otras personas inocentes en su mismo caso, y de paso hacerse rico ¡claro!, de modo que se le ocurrió juntar las zapatillas de estar por casa con una linterna y... tachán!! Pantuflas con luz que te crió!!

Y bueno, hasta ahora podemos decir que las Brightfeet llevan varios años en el mercado y que la talla pequeña de color rosa se ha agotado… lo dejo abierto a conclusiones…
El precio no es precisamente una ganga pero claro, si se hace buen uso de ellas es una inversión en salud y en risas, son unos 35€. Si no os animáis a probarlas también podrían ser un regalo perfecto para la familia propia o política estas navidades, ya se sabe que donde hay confianza no existe el ridículo.

Lo que cabría tener en cuenta son las posibles visitas inesperadas en plena noche, en las que estas dos prendas combinadas (batamanga y pantuflas luminosas) podrían destrozar una amistad, un ligue o incluso un futuro matrimonio, ni que decir de nuestra reputación de ciudadano respetable.

El misterioso modelo agotado
No sé por qué pero me gustaría dar un detalle importante y que les dan más caché: van con batería de litio (cuando os pregunten soltáis esta información técnica que siempre queda bien).

Para terminar, se nos ha ocurrido un posible uso alternativo para poder aprovechar bien los 35 euros de las zapatillas: luz de lectura, perfecto además si vivís en pareja por el precio de unas zapatillas tenéis dos luces, ¡una para cada uno! Eso sí, ya como os la apañéis para hacerlo (¡leer! malpensaos ¡leer!) es otro tema.
Otros usos alternativos de las Brightfeet son bienvenidos en la sección de comentarios… 

1 comentario:

Maruja dijo...

Hola amiga Elena, parecen muy calentitas me gustan. Un beso.