19 marzo 2013

Pateando (ii)

Como lo no prometido también es deuda, ¡por qué no! continuamos nuestra sección de Pateando en fascículos.
¿Cómo os han salido los patés de sardina, tomate o berberechos? si no los habéis hecho o el resultado ha sido nefasto, por favor ¡mentid!, en estos tiempos que corren no necesitamos conocer más desgracias ni que nos deprimáis con vuestra indiferencia o malhaceres culinarios.
Dicho esto, continúamos con nuestra selección de patés sencillos y baratos, pero esta vez con un nivel un poquito más avanzado, ¡hemos pasado a segundo de Pateología!

PARA INÚTILES QUE HAN HECHO UNA TORTILLA DE PAPAS Y SE CREEN ARGUIÑANOS


GUACAMOLE

Guacamole listo para ser devorado
Todos hemos comido guacamole y nos encanta, pero por si nunca os habéis atrevido a hacerlo en casa, perdedle el miedo, es ¡eaten bread! (mamá, esto es “pan comido” en Espanglés).
Se mezclan en un recipiente con ayuda de un tenedor para aplastar un poco los ingredientes: 2 aguacates maduros, un trozo de cebolla cortadita en trozos pequeñitos, 1 tomate maduro también muy picadito y sin piel, sal y un chorrito de limón. Si le añadís unas gotitas de tabasco y un poco de cilantro picado el resultado será espectacular. Normalmente se come con nachos pero a nosotras nos gusta también mucho con palitos de zanahoria. Un truquillo: para que no se oxide y se ponga negro, dejad los huesos de los aguacates encima hasta el momento de servirlo. 

PATÉ DE ACEITUNAS NEGRAS Y ANCHOAS (lo hemos sacado de uno de los mejores blogs de cocina: webos fritos)
Aquí ya tenemos que dar un mínimo de especificaciones para los ingredientes, para hacernos las profesionales: batís en un bol 150g de aceitunas negras, una lata de anchoas, media cebolla tierna, 2 yemas de huevo cocido (esto añade alto grado de dificultad a la receta, somos malas, jajá), un poquito de aceite de oliva, una cucharada de queso para untar (opcional), y una pizca de pimienta molida. Se puede comer solo en tostaditas o con tomates secos, atún, caballa, etc.

PATÉ DE QUESO CON AVELLANAS (adaptado de la web la cocina alternativa)
La cosa se complica, ¡pero no mucho! Con este paté quedaréis como un verdadero gourmet, no solo por su sabor sino por su esmerada presentación. Necesitaréis:
  • 150g de queso de cabra de rulo
  • 150g de queso de untar
  • 1 cucharada de cebolla fresca muy picadita
  • 1 cucharada de alcaparras picadas (las que os hayan sobrado del paté de tomates secos)
  • Unas gotas de tabasco
  • Pimienta negra
  • Almendras molidas
Mezlamos todos los ingredientes menos las avellanas, obtendremos una masa que moldearemos con las manos (lo siento, hay que guarrearse un poquito) para darle forma de rulo. Lo envolvemos en papel de plata apretadito y lo dejamos en la nevera para que endurezca, mínimo una hora. Lo sacamos del frigo, lo abrimos y lo pasamos por un plato que hayamos espolovoreado con las avellanas molidas. La idea es que se adhiera al exterior del rulo y que quede todo cubierto por la capa de avellanas.
El paté de queso con avellanas (jou jou jou)
¡Ya tenemos nuestro paté gourmet! Lo podemos untar en tostaditas y acompañar de casi todo, pero va especialemte bien con lo dulce, así que os recomendamos tomarlo con cebolla caramelizada, membrillo o un chorrito de miel.





¿CONTINUARÁ?...




5 comentarios:

sergio dijo...

Bueno, me apunto todo, aunque luego no haré nada,

Sin pelas y a lo loco dijo...

¿Tal vez para tu próximo cumpleaños?

Maruja dijo...

"Es que no quiero abrir tu blog por que se me despierta el apetito amiga Elena". Un gran beso para los dos.

Anónimo dijo...

Muy buena pinta,además el guacamole no solo es riquísimo sino que es muy sano,es grasa de la buena.

Mir dijo...

Qué buena pinta tienen todos... Yo como Sergio, no sé si los haré, pero me los apunto.