21 junio 2013

Sin pelas, con mochila y a lo loco (iii)

Ya ha llegamos por fin a la tercera y última entrega (no queremos ponernos pesadas) de con mochila y a lo loco. Antes que nada toca revelar nuestro destino mochilero del verano, en Sin pelas, con mochila y a lo loco (ii) os dejábamos una foto y os retábamos a adivinar el destino, pues bien, nadie ha acertado, ooohh lo siento chicos, entre otras cosas porque nadie ha participado… por cierto, ¿alguien nos lee?

Dejo la pregunta en el aire y procedo a desvelaros que nos vamos a Camboya y a Laos, a pasar calor y que nos piquen los mosquitos (dirán algunos, ¡envidiosillos!), y es que ya hemos comentado más de una, dos y tres veces, ¡qué pesadas!, que somos unas apasionadas de Asia. Este tipo de viajes, que no duran más que unas semanas o un mes, se quedan marcados para toda la vida, y como la vida son dos días, uno de ellos vamos a pasarlo haciendo lo que más nos gusta, en nuestro caso viajando, ¿no os parece?

Este ha seguido nuestros
 consejos ¡a lo grande!
Como nos queda muy poquito para irnos a la Conchinchina (bueno casi, ¡pero me hacía ilusión decirlo!) ya hemos empezado a organizar la mochila, inseparable compañera con la que establecemos una relación de amor y odio en los viajes. La idea es llevar sólo lo imprescindible además de cosas para los niños de allí, y así dejar sitio para poder comprar cositas que nos gusten. También hay que tener en cuenta que hay cosas que se pueden comprar en el destino, nada de ir cargando con champús o geles de tamaño familiar, si acaso una muestra de hotel para los primeros días. Además, es buena idea llevar cosas que se tengan sólo billete de ida, es decir, las llevamos, las usamos y las tiramos antes de volver, como camisetas que ya no os ponéis o esas zapatillas que ya están medio rotas y estáis a punto de tirar, así se desharás de ellas y las habrás aprovechado al máximo.

    Ahí va nuestra lista de básicos de mochila (que no de armario), tened en cuenta que dependiendo del destino y del clima puede variar un poco, pero creemos que es bastante completa:
    • Ropa interior, no mucha, se puede ir lavando por el camino, unas 5 mudas va bien.
    • Bañador o bikini, siempre se encuentran cascadas, lagos, o incluso pagando las piscinas de los hoteles de lujo, nosotras siempre lo hemos hecho servir.
    • Protector solar, siempre, hay que cuidar la piel.
    • Imprescindible un pantalón estilo pirata y otro largo para la tarde noche, por los mosquitos.
    • Una toalla de las finas seca rápido, las podéis encontrar en Decathlon, y más baratas en Hipercor o Carrefour.
    • Neceser-botiquín todo en uno
    • Camisetas varias, de tirantes manga corta y manga larga, que sean finas y no ocupen mucho.
    • Una chaqueta, tipo chándal o forro polar, si es impermeable mejor que mejor.
    • Un pañuelo, nos podrá servir para protegernos del sol,  hacer un picnic, abrigarnos e incluso para cubrirnos si queremos visitar alguna mezquita.
    • Aparte del pañuelo nunca está de más un gorro para el sol.
    • Sandalias de trekking, zapatillas cerradas y también unas chanclas de goma para las duchas.
    • Un pequeño neceser donde poner las cosas imprescindibles: cacao de labios, lápiz de ojos, lima de uñas, jajaja, ¡son necesarias! además de tiritas, paracetamol, cuchilla de afeitar…
    • Un cojín de viaje, un antifaz y tapones para los oídos, siempre vienen bien para las largas horas de avión, en autobús, de tren...
      El cojín viajero
    • Bolsita para colgar a la espalda o riñonera para llevar encima  en las excursiones y paseos.
    • Cámara de fotos y cargador, ya lo hemos dicho más de una vez, ¡si no hay foto es que no has estado!
    • Un libro de papel, sí de esos de los de antes, nada de ebooks ni cachivaches electrónicos, así no tendréis pavor cada vez que la mochila sufra un golpe o se moje, además el libro en papel una vez terminado podéis regalarlo o dejarlo en el hostal para futuros lectores.
    • Una pequeña linterna, nos servirá para emergencias y para leer por la noche sin molestar al vecino.
     ¿Se nos olvida algo? Seguro que sí, ¡ayudadnos! por cierto, ¿hay alguien ahí?

    5 comentarios:

    Mastroianni dijo...

    Si, que hay alguien.....

    Sin pelas y a lo loco dijo...

    ¡Qué bien, Masti!, y encima de otro continente.

    Adam Mileusnic dijo...

    Pastillas por mal del estómago! Y estos sales y azúcares por rebalancear después de ello! También gel antibacterial, que muchas veces falta jabón. En serio lo digo ya que quede enfermo en Asia la última vez por eso!

    Sin pelas y a lo loco dijo...

    Gracias Mister Mileusnic, seguiremos sus consejos ya que sabemos que es un experto en el sureste asiático!

    Anónimo dijo...

    Me ha encantado el post!!! A mí me vienen muy bien vuestros consejos...que soy más inexperta... Muchos bss y feliz viaje!!
    FA