05 junio 2013

Todos somos frikis

Hace tiempo que no escribíamos nada en esta sección y es que estábamos faltas de ideas frikis, será porque ya nada nos sorprende o no nos parece lo suficientemente raro… en fin, la solución la encontramos en una reunión con un grupo de amigos, donde descubrimos una gran verdad: todos somos frikis. Aparecieron cosas verdaderamente sorprendentes,  ya  que a veces hay cosas que para nosotros son “normales”, las contamos  como una simple anécdota y  de repente la gente se lleva las manos a la cabeza y nos miran como si acabáramos de llegar de otro planeta ¡y viceversa!

Esta reunión con cervecita en mano fue, como podéis imaginar, muy  fricadamente fructífera y fructíferamente friki. Salieron tantas y tan variadas historias que hemos decidido clasificarlas en tres categorías: frikadas físicas (las más sorprendentes siempre), frikadas mentales (las que dan más miedo e incluso te hacen replantearte la amistad con esa persona) y frikadas maniáticas (las más comunes pero no por ello menos desagradables).

Ante todo decir que estas historias son reales pero los nombres verdaderos de los personajes (incluidas nosotras) han sido adaptados para proteger su verdadera identidad y con ello su vida  privada y prestigio social.

Frikadas físicas:

Nuestra amiga Mica tiene 4 pezones, sí sí como lo oís, aparte de sus dos preciosos y sensuales pechos femeninos, tiene dos pequeños pezones a cada lado de la barriga. Se llaman pezones supernumerarios y el médico le ha dicho que son reminiscencias evolutivas. La verdad es que son bonitos, ella sí que puede decir  y con razón “soy una linda gatita”.

El último "hip" de Rovi, hace 30 años
Hemos dudado en si colocar esta rareza de nuestro amigo Gio en frikadas maniánticas o mentales, pero él nos ha jurado por lo más sagrado (su sofá noikea) que es algo físico y no una sugestión de su mente (todavía lo dudamos, juzgad por vosotros mismos). Nos ha contado que cada vez que estornuda, seguidamente y durante un par de segundos, le huele mal. No nos preguntéis por qué, quizás en comentarios él quiere dar más explicaciones…

Su marido, Rovi, es bastante escéptico con esta “dolencia” que padece Gio, sin embargo él nos ha confesado que no ha tenido hipo desde los 15 años, ¡y ya es cuarentañero! Realmente están hechos el uno para el otro, son uña y carne o, mejor dicho, no hipo y estornudo.

Frikadas mentales:

 Cassei en acción
Pasamos a nuestra Cassei, que si no fuera una reputada abogada podría dedicarse al mundo del cine o del espectáculo y tendría mucho éxito. Es sabido de todos desde hace años su desatada imaginación y curiosidad por la gente con dobles vidas, curiosidad y talento que lleva poniendo en práctica desde hace años haciéndose pasar por italiana en una cafetería de Barcelona a la que acude una vez por semana.  ¡Y todo esto sin ni siquiera saber italiano!

Riana, una amiga muy activa, alegre y querida por todos nos ha contado uno de sus más íntimos secretos, que puede que cambie la forma en que la miremos a partir de ahora…. insulta a desconocidos cuando pasea por la calle (bajito dice, para que no se enteren, pero esperemos que no llegue el día en el que se le vaya de las manos), o también desde la moto, afirma que esto le relaja… en fin, hay gente que hace yoga o meditación, pues a nuestra Riana le da por insultar ¡qué le vamos a hacer!, al menos nos alivia saber que sólo lo hace a desconocidos, o eso dice ella.... No podemos reproducir los insultos en sí porque este blog tiene unos códigos de conducta que no podemos violar, así que dejad volar vuestra imaginación…

Frikadas maniáticas:

La teoría de la relatividad
 necesitó de muchas puntas abiertas
Arlene puede pasarse horas y horas mirándose las puntas del pelo, suele hacerlo mientras ve la televisión, escucha la radio o tiene una conversación contigo, pero no tienes que tomártelo como una falta de interés en tu persona, al contrario, ella nos confiesa que mientras está mirándose las puntas se encuentra en una especie de trance y profunda concentración. Incluso ella está convencida que es por esta manía que Einstein tenía el pelo así…

Rimmy no se puede ir de un restaurante si queda agua en los vasos y, cuando esto ocurre, se bebe lo que los demás han dejado. A veces, para reírnos un poco, llenamos todos los vasos justo antes de irnos para ver como la pobre Rimmy se atraganta con tanta agua. Suerte que no lo hace con el vino, aunque de eso nunca sobra, ¿no?

No podemos olvidar en esta sección a nuestro querido Vini, que es tan dulce que hasta esa manía suya de desnudarse completamente para hacer sus necesidades nos parece adorable…


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, estoy encantada de esta sección, creo que debería tener varias entregas porqué en cuanto a frikadas no nos gana nadie. Que risas. Aunque tengo una curiosidad tremenda por quien será la de los 4 pezones.
Besos firkis!

Sin pelas y a lo loco dijo...

Anónimo, nos encanta que te encante este post. ¡Nos hemos reído mucho escribiéndolo! Habrá más entregas sin duda pero tenemos que recopilar más datos únicos de la gente de nuestro alrededor.
De hecho, si alguien tiene "un amigo" con alguna frikada digna de mención que nos escriba a sinpelasyaloloco@gmail.com y le sacaremos en la próxima entrega de "Todos somos frikis".
Es completamente confidencial, así que Cassei (porqué eres tú, no?), te quedarás con la duda de lo de los 4 pezones...